WhatsApp
Hablemos Editorial

Liderazgo en la sala de redacción

El mundo ha cambiado y las dinámicas laborales también se han transformado. Cada vez son menos comunes (y menos exitosas) aquellas empresas editoriales donde no existe la participación de equipo, el desarrollo profesional y personal de los colaboradores, así como las metas claras y medibles. En esta edición de Hablemos Editorial, el colega Norberto García nos habla de las características de liderazgo de los editores y cómo éstas puede transformar el rendimiento de un medio.


Imagen secundaria

¿Jefe o líder?

 

Un editor hoy en día, más que un periodista con mucha experiencia en redacciónolfato por la noticia y pericia para decidir el mejor ángulo para una cobertura, debe y tiene que ser un líder, no uno que manda o endosa, sino un estratega que a través de su experiencia y sus acciones brinda confianza, conocimiento, seguridad y autoridad con empatía hacia su equipo de trabajo.

Atributos de un líder:

  • Destila pasión. Ésta puede transformar cualquier desafío en una excelente oportunidad. Tienes el superpoder de moverte a un ritmo más rápido que lo común. Elegiste y te has mantenido en este campo porque te inspira, te incita a ser creativo y a dejar un legado. Tener y salpicar pasión, es compartir ese entusiasmo y sabiduría con tu equipo de trabajo. Levantarte cada mañana con la idea de hacerlo mucho mejor que el día anterior. Saber que no todos los días serán perfectos, pero siempre habrá un aprendizaje, y eso es lo que mantiene viva la llama.
  • Conversa, escucha y conoce a tu equipo; nombre por nombre, no por apellidos, sobrenombres o secciones. Conoce además sus fortalezas y debilidades (profesionales y personales), para de ahí partir en trabajo y bitácoras, potenciar para destacar. Un líder ayuda a crecer a su gente, es un agente de transformación. 
  • El liderazgo de un editor vislumbra responsabilidad, compromiso, visión apegada a una tecnología que ha rebasado el papel y se ha montado en un tren cibernético que mezcla diferentes formatos multimedia para hacer posible el periodismo digital. Lo desconocido no te asusta, al contrario, te intriga y te provoca deseos de experimentar en un mundo que es más visual.
  • Predicas con el ejemplo, logrando que los demás actúen por inspiración; no por contrato. Sigues al pie de la letra los procesos que creaste y los acuerdos que asumiste. Analizas las metas logradas y haces una cosa más antes de dar por terminado tu día de trabajo; una corrección, una llamada telefónica, un reacomodo editorial. Escribes lo que vas a hacer mañana. Te sentirás más poderoso para lo que viene el día siguiente.
  • Delega funciones concretas, claras, con nombre, color y ruta a seguir. Da espacio y tiempo para que las personas hagan su trabajo. Responde las dudas, todas las veces que te las pregunten. Mantente dispuesto a clarificar en todo momento. Cuando el trabajo es confuso, el aporte es menor a las expectativas. 
  • Un líder es curioso por naturaleza. Este don le ofrece un caudal de buenas notas, imágenes, diseños, contenidos exitosos. La curiosidad es una fuente inagotable que manifiesta creatividad; la base de cualquier artista, la musa que aparece en el momento y lugar menos esperado. Haz de esta virtud parte imprescindible de tu trabajo, con ello orientarás a tu equipo en cómo generar ideas lucrativas, focos originales para realizar contenidos atractivos y únicos
  • Un líder es intuitivo, ve entre líneas lo que los demás descartan. Tienes que ser capaz de mirar el cuadro completo, y también los detalles. Un líder sin visión crea un problema inmediato a quienes lo siguen: no puede proveerles dirección o incentivo para seguir un curso acertado.
  • Finalmente, un líder sabe ponerse en los zapatos de su equipo.  Tener corazón para poder dirigir a otros, respetándolos como individuos y haciéndoles sentir parte de este rompecabezas en el cual cada pieza es igual de importante. Logra conseguir excelencia de tu sala de redacción porque así sus miembros lo desean, se sienten satisfechos de hacerlo, no por compromiso, miedo, obediencia o necesidad.


¿Cómo puedo desarrollar liderazgo?

 

Asegúrate de que lo que dices, haces y dices que haces, sean lo mismo. El talento y la perseverancia serán vitales, así como escuchar y entender a cabalidad las necesidades de tu equipo. Siempre obra con conciencia y sigue tus instintos. Ser un líder es un proceso de desarrollo que no termina. Cada día es una nueva oportunidad para crecer y aprender de los errores.

Recursos


Liderazgo remoto

Liderazgo y cómo practicarlo

La vida personal de los líderes

La importancia del liderazgo y el trabajo en equipo

NOTICIAS